Mi Familia. Mi Alimento. Mi Arquetipo

 AlimentosYfamilia_FB

Nuestros padres representan nuestra relación con nuestro inconsciente viviendo en un universo polarizado o dual, en donde somos energía femenina como masculina, en donde el sol y la luna nos rigen, y el cielo y la tierra nos nutren al igual que mamá y papá.

La relación que tengamos con nuestros padres y nuestro sistema familiar puede verse reflejada en nuestros hábitos alimenticios.

 

Mi madre y mis alimentos

Nuestra madre tiene dos papeles sumamente importantes, no solamente nutrir sino también sostener.  

Nuestra madre habla de nuestro alimento principal, de cómo me nutro de mi exterior (trabajo, amigos, música, entretenimiento) y cómo me nutro en mi interior (pareja, familia, hijos, amigos y comida). 

adult-1807500__340

 

Cuando estuvimos en el vientre de nuestra madre nos nutrimos no solo de lo que ella ingería como alimento físico sino también de lo emocional; si mientras me alimentaba ella tuvo una experiencia de dolor o tristeza lo asociaré cuando crezca al alimento que ella estaba ingiriendo, a personas o a situaciones.

 

Si yo no estoy nutrida física, emocional y mentalmente por mi madre tendré una tendencia a buscar del exterior algo que me nutra, ya sea el trabajo, la pareja, los amigos, sustancias tóxicas o la comida. También representa mi prosperidad y abundancia, tanto monetaria como social y va muy ligado a chacras superiores. 

Hablemos específicamente de esto, si yo necesito ese afecto emocional de mi madre lo buscaré en los alimentos, como todo lo que contenga huevo, lácteos, incluso retendré líquidos en algunos casos. Recordemos que la leche es el primer alimento que obtuvimos cuando venimos a este plano, mientras que el agua representa el líquido amniótico. 

 

El alcohol puede representar una madre sobreprotectora o una madre ausente, importante si tengo tendencia a esto. Si yo no tolero a mi madre tendré una tendencia fuerte a las alergias o intolerancia a ciertos alimentos como los lácteos, o problemas de alimentación severos. Por ejemplo, en el caso de la bulimia es “yo vomito a mi madre”, en la anorexia es “no trago a mi madre”. En muchos casos puedes llevarte bien con tu madre pero hay una impronta que inconscientemente genera esto. 

 

Madre: lácteos, huevo y agua / luna y tierra

pexels-photo-126790

 

 

 Mi padre y mis alimentos

  

Mi padre representa mi comunicación exterior, aquello que nos llega del universo de forma materializada o lo que nos brinda éxito, estructura y seguridad. 

Cuando tenemos problemas con el todo, con nuestra estructura, cuando tenemos conflicto con situaciones o personas, incluso con nuestras metas u objetivos, o bien no nos aprobamos y hay una falta de autoestima nos hablará de la ausencia de un padre, ya sea amorosamente, físicamente, mentalmente, incluso hasta un padre sobreprotector o tirano.  

pexels-photo-853408

El alimento que representaría a mi padre sería el chocolate, el café, el pan o lo que contenga gluten, ya que representa el que el padre lleve el pan (sustento) a la mesa, pero también el pan une a la familia. También podríamos tener un conflicto con los alimentos que requieren del sol para su crecimiento, como los vegetales o todo aquello sembrado, ya que el sol se relaciona directamente con el ser masculino.

 

Padre: pan, harina, chocolate /sol y aire

churros-2188871_960_720

 

 

Mi familia y mis alimentos

 

 Si mi sistema familiar es tóxico o ausente experimentaré lo siguiente:

 

  • Inclinación o rechazo hacia alimentos con azúcar, que representa el amor familiar.
  • Buscaré comidas grasosas o alimentos que dañen mis arterias, mi sangre o corazón, las cuales representan la relación y comunicación con la familia y el amor familiar.
  • Procuraré comidas deficientes en calcio o exceso de refresco, o alimentos que dañen o no aporten a mi estructura ósea, ya que mis huesos son el soporte familiar.

 

¿Cómo llevar una mejor relación con mis alimentos y mi familia?  

El perdón, el amor, la reconciliación con el ego, la aceptación y la toma de consciencia juegan un papel sumamente importante:

 

  • Perdónate, pues en el mismo lugar que tus padres, bajo las mismas circunstancias y experiencias de vida, tú hubieras hecho exactamente lo mismo. Decir lo contrario o que hubieras actuado mejor que ellos es del ego,del ego yan. Nuestros padres son nuestro guía, pero también nuestros aprendices, al igual que nosotros somos sus maestros y también sus discípulos. 
  • Hónralos desde el amor, reconcíliate con tu ego yin, aquel que diceque no eres suficiente o merecedora, y con el ego yan, que dice que lo sabes todo por encima de los demás. 
  • Acepta la situación, acepta los padres que tú elegiste antes de venir a este mundo, acepta que eso ha hecho de ti la versión que eres en este momento. Toma conciencia de lo vivido, de lo maravillosa que es cada una de las experiencias con o sin ellos y el gran aprendizaje que tienes día a día.
  • Come de manera consciente. Cuando vayas a ingerir un alimento obsérvalo, huélelo, agradécelo. Disfruta cada bocado y bendícelo, pues alimenta tu cuerpo. Respira profundo el pranaque mediante el aire representa a mi padre, me alimenta y me sana, reconecta con la tierra (que es mi madre), pero ante todo reconecta con la vida. 

Disfruta tu proceso, honra lo sagrado que hay en ti, que nuestra única misión como las plantas es crecer.

family-1517192_960_720

Con amor,

Anais Herrada, Mujer Medicina,  instructora en Bindu Healing

Comentarios

Comentarios