Síguenos:

Aquietar la mente

En las recientes semanas realicé un ejercicio personal que me ha dejado buenos resultados: observar la abundancia en mi vida. 

Vincularme con mi entorno, con su belleza, con la riqueza en mi cotidiano, poner atención a las texturas, a los colores, a las formas, a los sabores y a los sonidos. Contabilizar lo que sí tengo y poner energía en lo que sí quiero. Registrar lo factible con mi cámara. Es agradable sentir el efecto sanador de este ejercicio.

Producto de los meses vividos, la pandemia, el aislamiento; la ausencia de abrazos de mis seres queridos, convivencia con mis amigos y el contacto con mis alumnas en clase presencial, en resumen, de lo enriquecedor del contacto humano, transité meses atrás entre la apatía, el desgano, la ausencia de creatividad y a la vez, la autoobservación. ¿Qué hago para salir de este estado? Aflorar los sentidos, vivir en el presente y utilizar algunos recursos que conozco: la práctica de yoga, la gratitud y la fotografía.

Mover el cuerpo me ayuda a calmar la mente. Los Sutras de Patanjali nos dicen que yoga es “Chita Vritti Nirodha: aquietar las fluctuaciones de la mente. La mente puede ir en muchas direcciones en un instante. Sus movimientos son múltiples y rápidos. La respiración consciente es la puerta para lograrlo”.

Aquietar la mente es un aliado para escucharme, para observarme, para sentirme, para escuchar lo que mi cuerpo me dice y lo que mi corazón anhela. Aquietar la mente es un camino de regreso al equilibrio. Retomé la practica de escribir cada día mis bendiciones al abrir los ojos, conectar con la gratitud de forma consciente.

Además, saqué a orear mi cámara fotográfica. Un año guardada, en pausa. Lo más reciente que encontré en ella fue el viaje que hicimos Luis y yo a San Diego a principios de 2020. Tan felices, en el presente y presentes ambos. El ejercicio de observar la abundancia en mi entorno de forma consciente, casi como tarea, me resultó una excelente terapia que me llevó a un estado de equilibrio y prosperidad. Si consideras que lo requieres, te invito a llevarlo a cabo, estoy segura de que tendrás un buen resultado.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?