Síguenos:

“Atención Consciente”, el arte de estar presente

 

Hace unos años leí un libro con el que me sentí profundamente identificada, y no fue sólo porque la protagonista era una gata Himalaya (amo los gatos), sino por las conversaciones internas que esta minina tiene mientras vive como la mascota del Dalai Lama.

Portada del libro. Editorial Planeta

Una de las reflexiones que tiene la Leona de las Nieves, o Rinpoche, como se llama la gata, es sobre la “atención consciente”.

A veces hacemos las cosas en automático, sin estar realmente presentes. Como cuando comes tu almuerzo con tanta prisa que ni siquiera lo saboreas; lees un párrafo pero al instante se te olvida; o las ocasiones en que estás en una conversación en la que no tienes ni idea de lo que está diciendo la otra persona (y hasta miedo te da cuando te pregunta algo), porque simplemente estás pensando en otra cosa o emitiendo un juicio sobre cada palabra que sale de su boca. En ocasiones pasa que “estamos” en tantas cosas a la vez, que difícilmente “estamos”.

Rinpoche lo describe así:

La mayor parte de los comensales del Café Franc tomaba los primeros bocados de sus alimentos o los primeros sorbos de café, pero sin siquiera darse cuenta. A pesar de la elaborada preparación por la que pagaban un precio muy alto, virtualmente casi todos ignoraban su comida porque estaban demasiado ocupados conversando, enviándoles mensajes de texto a sus amigos y parientes, o leyendo alguno de los periódicos extranjeros que Franc recogía todos los días en la oficina postal. Me parecía intrigante. Era casi como si la gente no supiera comer.

En el libro se explica la “atención consciente” de la siguiente manera:

Atención consciente significa prestarle atención al momento presente de una forma deliberada y sin emitir juicio.

Así, estimado lector, pregúntate cuántas veces al día andas por la vida como zoombie, sin estar realmente presente a lo que haces… en las reuniones con amigos y la familia, en el trabajo, cuando caminas por la calle, cuando lees un libro, mientras tomas un baño.

El arte de estar presente te permite disfrutar de las cosas más pequeñas y conectar de una manera auténtica contigo y con los demás. ¿Qué estás esperando entonces? Haz el ejercicio de estar presente, de prestarle atención al momento y de escuchar de verdad (sin darle poder a esa vocecita en la mente que comienza a emitir juicios), y verás cómo la manera en que ves el mundo se irá transformando paulatinamente, pues como se menciona en el libro:

Lo que te hace feliz no es lo que haces, sino si le estás prestando atención o no en ese momento…

Y para cerrar esta larga reflexión dejo las palabras del Dalai Lama, cuando habla con su asistente sobre este tema:

A veces, cuando trabajo en mi escritorio durante mucho tiempo, nuestra pequeña Leona de las Nieves viene a mí y se frota contra mis piernas. En otras ocasiones —dijo riendo con alegría— incluso me muerde los tobillos hasta que dejo lo que estoy haciendo. Lo que quiere es que la levante en brazos, que la salude y pasemos un rato juntos; solo nosotros. Para mí —continuó—, es un bello recordatorio de que debo estar en el momento aquí y ahora. ¿Qué podría ser más precioso que eso?

lamoccata@gmail.com

Sanadora, quijotesca y empática. Después de toparme con mi propia oscuridad, inicié una búsqueda personal para encontrar el camino de vuelta a mí misma. Mi feminidad fue herida cuando era muy pequeña, y por años viví peleada con ella. Cólicos, infecciones y malestar en general acompañaban mi fase menstrual. La sangre me daba asco. Vestirme de rosa o faldas largas era impensable. Decir “te amo”, olvídalo. Me costaba trabajo compartirme, ser vulnerable, ¡sentir! Pero el camino me dio una gran bofetada y lección de humildad. Desde entonces, mi pasión es compartir con amor y compasión mi experiencia y diversas herramientas, para acompañar a otros en sus propios caminos de búsqueda y sanación. Cofundadora de www.mujeresmedicina.com. Comunicóloga y escritora, Moon Mother® N3 y Moon Mother Mentor® certificada por Miranda Gray, narradora de cuentos, guía de círculos de mujeres y asesora menstrual en sesiones individuales, grupales y retiros. Mi sueño es inspirar a otros por medio de la creatividad.

Registro

Tienes una cuenta?