Síguenos:

Casi un arte

“La gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás” Cicerón.

“El sentimiento de gratitud no corresponde a una de las emociones básicas. Todo lo contrario. Para experimentarla se requieren una serie de procesos complejos en la mente. No todo el mundo puede experimentar gratitud. Es una virtud reservada para los espíritus más elevados y para las inteligencias mejor desarrolladas.

A diferencia de otros sentimientos, el de la gratitud no aparece como un impulso simplemente. La gratitud exige que haya un sistema de valores éticos, en donde estén resueltos los conceptos de dar y recibir, además de una renuncia a la visión egocéntrica de la vida” nos dice la periodista colombiana Edith Sánchez en el portal “La mente es maravillosa”.

La gratitud es un sentimiento sutil y sofisticado. Casi un arte. Existen estudios diversos sobre el efecto de la gratitud en el ser humano. Esto va más allá del dar las gracias por educación. Es dar las gracias con el corazón. La gratitud tiene la capacidad de reconfigurar el cerebro. Incluso una simple práctica de escritura de gratitud desarrolla una sensibilidad neuronal para un pensamiento más positivo. Eso significa que, cuanto más practiques la gratitud, más valorarás la positividad en lugar de la negatividad.

Existen algunos populares y simples ejercicios de gratitud, como llevar un diario, cada noche escribir tres cosas, momentos y/o logros cotidianos o bien, compartirlo con algún ser querido.  Los expertos en la materia afirman que fomentan en ti una mente enfocada en lo positivo y más abierto emocionalmente después de solo dos semanas. Aumenta tu estado  general del bienestar, te hace más fuerte y resistente al estrés. Atractivos beneficios por una práctica en la que sólo tienes que invertir unos minutos diarios. ¡Probemos!

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

Foto: @carlijeen

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?