Síguenos:

¿Cuántas mujeres soy? ¿Cuál es mi verdadero Yo?

Hoy me analizo y me pregunto ¿sí soy yo así? ¿Soy yo así, como cuando estoy con mi familia? O si más bien soy como cuando estoy a solas con mi pareja. Me encanta cómo soy cuando estoy con gente que es consciente de su energía ¿Tal vez yo sea la que soy, como cuando estoy con mis amigas y ya llevo 2 Gin-tonics de más y las otras veces sólo son mi ‘Yo’ a medias?

¿Cuál es mi verdadero ‘Yo’? ¿Cuál de estas mujeres soy yo? Hoy me doy cuenta de que soy todas, todas en ese instante en que comparto con alguien.

Hoy me apetece irme al campo a meditar bajo la luna llena, embriagarme de la más pura energía de un círculo de mujeres poderosas, despertando en su fuerza de mujer y ser. Hoy me apetece ser esa mujer empoderada, que se siente viva en su naturaleza salvaje. Esa soy ‘Yo.

Hoy quiero estar todo el día sentada en el sillón de casa de mis padres, simplemente estar por estar, por sentirlos que están; por sentirme parte de esa familia, mi familia, la que rehúyo y la que amo. Esa soy ‘Yo’.

Hoy quiero ser novia, la novia rara y la novia que aguanta. Hoy quiero dejarme amar por otra persona, que aunque no lleve toda su vida a mi lado la quiero cerca. Me dejo destruir y me dejo renacer. Le desgarro, le hago tocar fondo y lo libero del delirio que le provoco. Me quejo y asiento. Le odio y le amo. Su fuerza y mi fuerza se atraen, pero cerca… se repelen. Agua y aire. Juntos es demasiada fuerza. Esa soy ‘Yo.

Hoy me voy de fiesta con ‘ellas’, esas chicas que conocen mis miserias y se revuelcan en ellas de gozo. Hoy salgo con ellas para sentir esa miseria, bebérmela en tragos largos y sonreír creyéndome mejor que todo eso… Pero ahí estoy, con ellas, regocijándome en la miseria. Mandando a tomar por culo a la niña interior y a los ángeles de la guarda. Una mala hierba pintada de rosa. Esa soy ‘Yo’.

Yo, la que ama a los animales, la que no se los come, la que les susurra al oído. Pero yo, que contribuyo a su violación comiéndome un helado de su leche, o un trozo de queso al día. Yo, que a veces deseo que alguna de mis perras desaparezca de mi vida con tal de no soportar sus miradas que me hacen sentir culpabilidad y me consuelan cuando estoy triste. Esa soy ‘Yo’.

Yo soy todas esas mujeres: la que se esconde y tiene miedo; la feminista y la que se calla y sonríe a los acosos verbales de los hombres; la que se enfrenta a cualquier adversidad; la que aún con miedo salta al vacío; la independiente, la tristona, la amante de la soledad, la orgullosa, la intolerante; la más pura luz que alumbra cualquier espacio en el que quiera brillar; la rara, la bruja, la temerosa. Esa soy ‘Yo’.

He descubierto que no soy solo una, que no finjo en las diferentes situaciones en que me encuentro, ni con las diferentes personas con las que pueda estar.

Yo soy todas en una, yo soy la que soy en cada momento

Descubrir y aceptar que me habita más de una mujer es un alivio para poder sentirme libre de ser, y no verme como una hipócrita a mí misma. Me reconforta, me alivia.

A menudo nos acusan de falsas, de doble moral, de bipolares, de hipócritas, ‘locas del coño’, de carácter cambiantes… Pero, ¿y si aceptáramos esos cambios como normales? Mujeres cíclicas, mujeres menguantes y crecientes, mujeres llenas, mujeres vacías. Mujeres dormidas, mujeres que se despiertan, ¿o quizás mujeres que ya viven despiertas?

Yo acepto, ser todas en un solo cuerpo, ¿y tú?

Con amor,

Elena HerGon, #MujerMedicina

Publicado originalmente en el blog de Elena, conectamujertierra.wordpress.com

Registro

Tienes una cuenta?