Síguenos:

Flexible como el bambú

Durante siete años se prepara para convertirse en la planta de más rápido crecimiento del reino vegetal. En siete años acondiciona sus raíces, se fortalece internamente y cuando se siente listo, emana, se eleva. Puede crecer hasta un metro por día. Durante ese lapso crece hacia abajo, hacia el “interior”, expande sus raíces hacia lo profundo. Esto y más es el bambú.

Fue en la revista de la extinta Mexicana de Aviación que leí por primera vez un artículo sobre las características de esta planta catalogada como una maravilla de la naturaleza. “Flexible como el bambú, fuerte como un roble”, existen fábulas referentes a la naturaleza de estos dos árboles. Sus características son una analogía al comportamiento del ser humano ante la vida.

¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado “Esta persona es fuerte como un roble, nunca llora”? En ocasiones, calificamos la fortaleza como una cualidad y eso que llamamos fortaleza es ausencia de empatía, de educación, ego desmedido. Temperamentos reactivos, hostiles de habla y trato, escasa amabilidad hacia los demás y sin duda, hacia sí mismos. Inflexibles de mente, coincidentemente de cuerpo también. En los años recientes he descubierto que una de mis mayores fortalezas es reconocer, respetar y compartir mis debilidades.

Por otro lado, está el comportamiento bambú donde resalta una de sus cualidades, la flexibilidad. Aquí cito el libro “El Poder de la Mente Flexible” de Walter Riso, que recibí de regalo de cumpleaños años atrás.

Riso señaló tres tipos de mentes: Las mentes dueñas de la verdad cuyas creencias, principios y valores son inalterables se les denomina mente rígida; las mentes sin ideología y que no gustan de profundizar en las ideas, una mente cómoda que se adapta al recipiente que la contiene. Por último, la mente flexible; tiene principios, pero suele revisarlos, actualizarlos y dudar de ellos de acuerdo con la evidencia que tenga enfrente. Una mente abierta al cambio y a las nuevas experiencias.

Este año nos puso a prueba y así seguimos, ejercitando nuestra flexibilidad, nuestra capacidad de adaptarnos, de cambiar de planes, madurando nuestro temperamento. Nos da la oportunidad de agradecer, disfrutar y habitar lo extraordinario de lo cotidiano. Ser creativos, tolerantes y hacer equipo, contigo mismo o con quien compartes estos meses.

Te invito a aventurarte en la escritura. Escribir es leernos, es escucharnos, es vernos. Cosas interesantes surgen a través de la escritura.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo.

Valoro tu tiempo, Gladys Villalobos.

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?