Síguenos:

Las Flores de Bach y la Mujer Medicina

Las Flores de Bach son una hermosa medicina para sanar el alma femenina, ya que a través de su ingesta vamos tomando más conciencia de quiénes somos, ayudándonos a emerger y despertar dones y talentos que embellecen nuestra vida, es decir, florecemos con nuevos colores, matices, aromas que desconocíamos de nosotras mismas.

En este sentido las flores despiertan nuestra intuición, el lenguaje del alma, para acercarnos más a lo que verdaderamente somos, transformando patrones de conducta arraigados a través de la conciencia líquida que ingerimos.

En cada toma vamos escuchando más y más la voz de nuestra alma, vamos reconociéndonos con una mayor profundidad quiénes somos en verdad, qué nos gusta y qué no, hacia dónde vamos y qué queremos. Observamos con mayor detenimiento lo que nos pasa y cómo reaccionamos a lo que nos pasa; vamos gestando un vínculo mucho más amoroso y cercano con nosotras mismas. 

De esta manera, la terapia floral es un amable y gentil acompañamiento para conectar con las emociones, reconocerlas y refinarlas para crear belleza, equilibrio y armonía en nuestra vida cotidiana. Todo ello sin lugar a dudas apunta a no desviarnos de nuestro camino, y por supuesto ser fieles a nosotras mismas.

Al integrar en nuestro cuerpo y psique la información de la flor vamos conectándonos más con el lenguaje de la naturaleza, sus ciclos, y claro, integramos mejor las emociones que afloran en cada una de las fases de nuestro ciclo menstrual.

En resumen, hay cuatro funciones importantes en las esencias florales que hay que destacar:

  1. Nos ayudan a expresar nuestro mundo interior.
  2. Nos empujan a experimentar la voz del alma.
  3. Nos ayudan a integrar las distintas experiencias por las que atravesamos, sanando viejas heridas.
  4. Finalmente, nos ayudan a trascender nuestra visión y percepción de nuestra vida y de la realidad.

Cada una de nosotras tenemos nuestra propia medicina, y si la hemos olvidado, las esencias florales pueden ayudarnos a reconectar con nuestra propia sabiduría, para alumbrar aquellos lugares sombríos y olvidados donde seguramente están nuestros grandes recursos.

En la nota del próximo viernes, nombraremos las esencias florales que serán de gran ayuda para acompañarnos en nuestra fase de Anciana Sabia, es decir, la que arquetípicamente corresponde con la fase menstrual.

Texto de: Gabriela Zamarripa, Terapeuta Floral y Moon Mother en Florecer en Femenino, Mujer Medicina

Registro

Tienes una cuenta?

Perdido tu contraseña? Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña a través de correo electrónico.