Síguenos:

Lo no esencial

“Él se enamoró de sus flores, no de sus raíces. En otoño no supo qué hacer”. Esta frase llama mi atención y plasma una realidad posible en las relaciones humanas. La comparto para una reflexión personal.

Veo en el otoño analogías de vida que para mí han llevado tiempo y un proceso de evolución incorporar y sostener con convicción. El otoño es un ejemplo de dejar ir sin temor y con la confianza de vivir los ciclos. Me da el ejemplo de desaprender y desaprenderme de todo lo que no es esencial o bien, lo que necesita renovarse. Dice un refrán “renovarse o morir”. La naturaleza no se equivoca.

¿Cuánto no esencial ocupa espacio en nosotros? Material, emocional, cultural, creencias, prejuicios, pensamientos limitantes, historias que no nos pertenecen, realidades de mi pasado que ya no embonan en mi presente. La pandemia que aún no acaba ha puesto a prueba nuestra capacidad de adaptarnos y, sin duda, de renovarnos. Nuevas formas de disfrutar, nuevas maneras de hacer las cosas, nuevos hábitos convenientes para todos. Nuevas maneras de comunicarnos y de habitar el cotidiano.

El otoño nos invita a soltar lo que ya no necesitamos, desapegarnos de las formas de ser que ya no dan el fruto deseado, nos invita a la introspección, a la calma interior y prepararnos para empezar de nuevo. Imagina que los árboles no soltaran sus hojas secas, no habría una primavera, no habría verdor, resplandor, ni flores. Eso mismo sucede con todos los seres vivos, y los humanos somos parte de esa categoría.

En la filosofía china, el otoño es una estación yin, que tiende a lo receptivo, a la intuición y a la interiorización. La savia de los árboles se retira de las hojas y ramas y vuelve hacia las raíces. Los animales disminuyen su actividad. Anochece cada vez más temprano y poco a poco vuelve el frío.

Conectemos con la sabiduría de nuestros antepasados que regían su vida y sus decisiones por los ciclos de vida de la naturaleza o por lo que veían en el cielo. Esa sabiduría que habita en nosotros. Con humildad podremos apreciar las señales que la naturaleza nos pone frente a los ojos. ¿Cómo sería nuestra vida si lográramos igualarla con los ciclos de la naturaleza?

Desde hace algunos años intento incluir en mi alimentación la fruta “de temporada”. Si eso es lo que la naturaleza nos da, tal vez sea porque es lo que nuestro cuerpo necesita. En algún momento escuché este consejo también para fines de la economía doméstica. Flexibilizar nuestros hábitos de compra se verá reflejado también en tu bolsillo, ¿lo notas?

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

Foto: @frostroomhead

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?