Síguenos:

Miel sobre hojuelas

Una escena común en cuentos o películas: ahí están, los protagonistas en la inserción de dos caminos, sus rostros reflejan sorpresa, confusión, y la pregunta en sus miradas ¿por cuál nos vamos? En un momento de lucidez, los dos apuestan a su instinto y dan paso firme por el camino de su elección. ¿Y el otro, qué les deparaba? ¿Cuál sería el destino final del otro camino? No lo sabrán, por un tiempo o nunca más.

Algunas elecciones son fáciles, otras no tanto. El problema radica cuando el hecho de tener que tomar una decisión nos bloquea y no somos capaces de decantarnos por ninguna opción. Normalmente este bloqueo deriva del miedo: a equivocarnos, a renunciar, a exponernos, a mostrarnos tal cual somos, a lo desconocido ¿o a lo conocido? ¿También podemos tener miedo a la felicidad y a la vida deseada? ¿Tú qué opinas?

Lo que sí sé, defiendo, promuevo y comparto es que sea cual sea tu elección, el escenario ideal es que sientas gozo en tu alma por ello. El gozo en el alma no excluye momentos difíciles, cansancio, desánimo, pruebas a superar, encuentros con nuestra vulnerabilidad. No hablo de “miel sobre hojuelas”. Me refiero a que, en cada momento, aun con todas las vicisitudes, tu alma te confirme que la decisión fue la correcta porque el gozo, ese que viene del alma, se sostiene y no te hace dudar si el camino elegido era para ti.

¿Cómo proceder cuando la duda sobre la decisión tomada impera en nuestra cotidianidad? Sentarnos y recapitular. Tener conciencia plena que no existe solo una decisión correcta o una decisión buena y una mala. Es tu camino, es tu vida, tu decisión y será tan buena o no proporcional al gozo, tranquilidad y motivación que te brinde.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo.

Valoro tu tiempo. Gladys Villalobos

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?