Síguenos:

Nuestra historia

El otoño podría asociarse con decadencia por sus hojas secas  y la caída de éstas de los árboles. Contrario a lo que podemos pensar, el otoño representa el período en que los cultivos florecen, permitiéndonos la recolección de la cosecha. Etimológicamente, la palabra otoño significa “Plenitud del Año”. El término otoñada indica la cosecha de los productos de la tierra y abundancia de pastos en esta estación del año.

Cuántas veces nos ha pasado que nos dejamos llevar por una apariencia, por lo que vemos, no profundizamos en la información y hacemos una opinión o un juicio por desconocimiento. El otoño me resulta una analogía de este comportamiento humano. En apariencia no vemos la colorida coquetería de la primavera; la sobria generosidad del otoño a veces pasa desapercibida.
 
Algo parecido nos puede suceder con las personas. Detrás de cada uno de nosotros hay una historia, desconocida para muchos, a veces hasta para nosotros mismos. En el baúl de nuestra historia vamos acumulando pensamientos, sensaciones, ideas, manías y, sobre todo, prejuicios. Los prejuicios, influyen (mientras no llegamos a la conciencia de ellos y trabajamos en erradicarlos) en todo lo anterior. Un prejuicio es una opinión preconcebida, generalmente negativa, hacia algo o alguien y puede determinar decisiones, relaciones, opiniones, toda una vida.
 
Si revisamos nuestro historial con honestidad, seguramente encontraremos prejuicios que influyen en nuestra cotidianidad y de qué forma hemos padecido por prejuicios ajenos hacia nosotros. Algo cierto, es que algunos de nuestros prejuicios son heredados. Esos en ocasiones, incluso son más difíciles de detectar. Te invito a hacer una pausa, ¿puedes detectar alguno?

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

Foto: @mximecaron

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?