Síguenos:

Una realidad

Aun cuando intento sostener el impulso de los nuevos inicios que me representa el año nuevo, no siempre lo logro.

Los cambios de estación y los cambios de cada mes me lo recuerdan y me permiten retomarlo. Un nuevo comienzo, revisar los propósitos o planes sembrados al iniciar el año, continuar con ellos o replantearlos. Actualizar mis deseos y sentir, gozar y ser partícipe del regalo que es la vida.

La energía de los nuevos ciclos es creativa, audaz, imparable, alegre. Nos aporta motivación e impulso. En ocasiones la ensombrece la cotidianidad, la rutina, las expectativas o la ausencia de confianza. Sostener esa energía requiere disposición y disponibilidad, una tierra fértil en donde sembrar la semilla de lo deseado.

¿Qué hago cuando caigo en la apatía del hacer? Me conecto con el ser e interrumpo mi rutina, esa que me da estructura y me lleva a la acción, esa misma rutina la dejo de lado  y me otorgo el regalo de la innovación. A veces basta con un día, salir al mundo, cambiar el menú, una caminata muy temprano y un helado de dos bolas al medio día, o ese cafe de fin de semana de mi lugar preferido, en jueves resulta un bálsamo, una inyección de motivación.

La naturaleza nos otorga una amorosa lección gratuita. Renovarnos, adaptarnos, vivir y sobrevivir y mostrar toda la belleza posible. Iniciar un nuevo ciclo mostrando lo mejor de uno, sin escatimar, con generosidad. Entender las metáforas que nos da la naturaleza contribuiría a nuestra sabiduría.

“Vívete como si tus deseos fueran ya una realidad”, me gusta esta frase. Si la pienso, digo y siento, descubro en ella todo su poder. Toda la capacidad de invitarnos a crear y creer en las infinitas posibilidades que para cada uno la vida nos ofrece. Confiar, sin dejar de movernos hacia nuestros deseos. No hay movimiento pequeño.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo, Gladys Villalobos

 

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?