Síguenos:

Una sonrisa

En diferentes escenarios, en semanas recientes la frase “Cada relación es una oportunidad” ha estado presente en conversaciones. No me refiero solo a la familia, la pareja, los amigos. Hablo de todo ser vivo con quien nos cruzamos o interactuamos en la cotidianidad. Eso también es una relación.

Cada día es un ejercicio de amabilidad, de tolerancia, de empatía, de respeto, de establecer límites. Ponerle cerebro y corazón a nuestro comportamiento. Cada día es un ejercicio de humanidad. Con cada relación o interacción que tenemos en lo cotidiano algo de nosotros florece o se marchita, se enriquece, evoluciona o pone frente a nosotros esa persona que no queremos ser.

A veces consideramos que nuestro comportamiento fuera de casa es ajeno a nuestro comportamiento con nuestros seres cercanos. Una amiga me compartió que en su proceso de terapia se sentía juzgada por su terapeuta, quien frecuentemente anulaba sus emociones ¿Y si le haces saber lo que sientes? ¿Y si le pides respeto a tus emociones?  En este caso, hoy es la terapeuta, mañana puede ser su pareja, su madre, su hermano. Ahí está la oportunidad de practicar. Si consideramos que el 50 por ciento de una relación somos nosotros mismos, es una buena oportunidad ejercitarnos día con día en el arte de relacionarnos.

Hablar de las relaciones humanas es un índice infinito. Donde pongamos los ojos encontraremos información relacionada al Ser-Humano.

Algunas de las recomendaciones que la psicología nos aporta para construir y fomentar relaciones sanas son: Identificar nuestras relaciones. En un trabajo de honestidad, identificar qué tipo de relaciones predominan en mi vida y observar si existen puntos en común en ellas. Otra recomendación, aún más honesta, es reconocer tus errores o vicios al momento de relacionarte. Si eres una persona en constante confrontación o conflicto, preguntarte qué lo detona ¿el mundo o tu actitud hacia el mundo?

Algo importante es aprender a relacionarnos con lo que nos gusta de las personas, observar que no nos resulta placentero o no fluimos con ello y buscar como si podemos relacionarnos o bien, dejar de intentar.

Aprender a escuchar a las demás personas, no solo oír, sino escuchar sus sueños, sus necesidades, sus historias. Si deseas construir una relación sólida, escucha con atención. Por último, aprende a ofrecer disculpas y aprende a disculpar. Aprende a reconocer cuando te has equivocado, cuando has lastimado o cuando has omitido algo importante. En resumidas cuentas, diría que las relaciones humanas requieren de honestidad y humildad.

Celebremos la voluntad y el interés que son el motor para sostener vivas y correspondidas las relaciones que nos aportan bienestar y una sonrisa en nuestro rostro.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

Foto: @kevindelvecchio

glades13@hotmail.com

Hace 15 años el diagnóstico médico era una inminente cirugía por una hernia de disco lumbar. Lo tome con respeto, Decidí seguir mi intuición y confiar en mi buena estrella. Con crisis de dolor esporádicas, pase un par de meses en rehabilitación. Tarde un año en recuperar la confianza en mi cuerpo. Buscando opciones para evitar la cirugía a toda costa, encontré el Pilates. Me enamoré de la disciplina y de los resultados en mi cuerpo y en mi mente. Algunos años después el Yoga me encontró a mí. Justo en el momento que lo necesitaba. Me describo como una amante del cuerpo por vocación. Llevar de la mano a otro ser humanos por el camino del encuentro con su cuerpo, su movilidad, su fortaleza, su flexibilidad. Que reconozca el cuerpo que habita y sus infinitas posibilidades. Imparto talleres, clases privadas y de grupo, enfocada a quienes inician su camino del cuerpo consciente. Ofrezco Pausas Activas a empresas con programas personalizados. Siempre dispuesta a aprender y compartir. Soy mexicana, cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión. Crecí análoga, me convertí digital. Me gusta escuchar y tejer historias. Escribir sobre lo “Extraordinario de lo Cotidiano”, nombre de mí blog. Enamorada del desarrollo humano y de la evolución a través del autoconocimiento, la reflexión, el estudio y la introspección. Amante de la fotografía, de captar instantes de vida. Mi debilidad: el chocolate amargo, el café cargado, la cerveza obscura, la guayaba y la sonrisa de Luis. Mi proyecto @vivetubienestar es un espacio creado para promover tu bienestar de forma integral. Estudiante de meditación y activa participante del Centro Budista de la Ciudad de México. Consultora de Aromaterapia Just. El jazmín y la bergamota, mis aceites preferidos ¡El bienestar es parte de ti, vívelo!

Registro

Tienes una cuenta?